Con la primera luz de la mañana, al atardecer o con la luz mágica de la noche  , cualquier momento es especial en la Hoste. 

No te pierdas sus agradables y deliciosos desayunos y sus cenas a la luz de las velas.

        Tenemos huerto propio y elaboramos con mucho cariño todos nuestros platos intentando cuidar nuestro maravilloso planeta.